No creerás lo que hacen en China con los políticos corruptos

Desde hace muchos años hemos sido testigos de la política de diversos países, que sin importar como nos sintamos al respecto, siempre será diferente a la del lugar del cual venimos, sin embargo, aunque no todas las personas estén interesadas en este tipo de asuntos, hace pocos días salió a la luz una nueva ley que podría cambiar las reglas del juego.

El Tribunal Popular Supremo de China en conjunto con la Fiscalía del Estado recientemente ha instaurado la pena de muerte que sería aplicada a líderes políticos corruptos que durante sus funciones malversen fondos o reciban sobornos que superen los 463 mil dólares.

A pesar de que esta medida ya había sido instaurada en el Código Penal del año 2015, esta nueva modificación que pretende entrar en vigencia desde su publicación ahora estipulará la cifra exacta que lleve a esta condena para justificar o no la aplicación de la ley.

Sin embargo, si el acusado confesara su delito o si devolviera el total del dinero que fue malversado, esta pena capital pasaría a suspenderse y se cambiaría por dos años de prisión, lo cual significaría la conmutación por cadena perpetua que normalmente es la condena que se utiliza para estos casos de corrupción en China.

Pero eso no es todo, esta nueva ley no solamente estaría condenando a aquellos corruptos que hagan mal uso de los fondos del estado, sino que además también a los funcionarios de altos cargos podrían terminar por ser juzgados si se cometiera complicidad o por el simple hecho de no denunciar los actos de corrupción de sus colegas cercanos, esto aplica incluso para los familiares de los mimos.

De esta forma el Tribunal de China ha condenado a pena de muerte por corrupción al funcionario Zhang Shuguang quien se destacaba como ex director de Transporte del antiguo Ministerio de Ferrocarriles chino y quien además fungía como mano derecha del ministro Liu Zhijun, el cual fue sentenciado a su vez a pena capital el pasado año.

Al igual que con el caso de Zhijun, esta sentencia está suspendida por dos años lo que significaría que si el acusado demostrara buen comportamiento, su pena de muerte pasaría a ser cadena perpetua. Zhang fue considerado culpable por el Tribunal Intermedio Numero 2 de Pekín por robar 7,67 millones de dólares a través de sobornos a compañías en las cuales ofrecía contratos públicos en los años 2000 y 2011. Zhang pasó a formar parte del gravísimo escándalo que sacudió al antiguo Ministerio de Ferrocarriles que ha llevado al desmantelamiento del mismo y puso en cuestión el desarrollo de la alta velocidad china.

Tú, ¿Qué opinas con esta ley? No olvides dejarnos tu comentario y compártelo.

loading...

Add a Comment

Close