Tiene 11 años y se convirtió en héroe, estudia, alimenta y cuida a sus hermanitos menores porque sus padres los abandonaron.


A muy temprana edad este pequeño tiene las responsabilidades de un adulto. Con tal solo once años de edad asumió el cuidado de su casa y sus hermanitos menores, pues su padre los abandonó hace algún tiempo.

Algunos vecinos del barrio aseguran haberlo visto hacer de todo con tal de que ellos no se quedaran son comer. La comunidad también le ofrecía muchas ayudas al menor para que pudiera sostener su hogar.

Él se despertaba muy temprano para prepararle el desayuno a los pequeños, se arreglaba para ir al colegio y regresaba al medio día para llevarles almuerzo. Un día una vecina decidió llamar a las autoridades para informarles la situación.

Para la sorpresa de todos, los menores se encontraban en muy buen estado de salud y estaban muy bien alimentados. Ahora se encuentran en el Instituto de Bienestar Familiar de Colombia, esperando por alguien que desee tomar la responsabilidad de cuidarlos.

Autor: Primer Impacto

Add Comment