30 razones por las que prefiero ser soltera a estar a una relación a medias.

Julianne Potter nunca imaginó hasta dónde la llevarían sus impulsos. Ella estuvo a punto de arruinar el futuro de su mejor amigo sólo por una pasión que revivió al momento de enterarse que éste se casaría, pues el personaje de Julia Roberts no podía soportarlo. Al saber de la boda su vida se puso de cabeza y movió cielo, mar y tierra antes de hacer lo más sensato: soltar.

¿Por qué es tan difícil decir “no” a algo que sabemos que no es para nosotros? ¿Por qué cuesta tanto abrazar nuestra dignidad con todas nuestras fuerzas y marcharnos cuando nuestro amor no es correspondido? ¿Por qué aceptamos amores a medias?

Créelo, es mejor estar completamente sola y recobrar tu tranquilidad y amor propio, a sentirte triste y desolada con alguien que sólo puede darte la mita de lo que esperas y deseas.

1. Porque no quiero estar esperando un mensaje todas las noches; el cual sé que nunca llegará.

2. Porque con mis inseguridades basta como para sumarme las de otro que no se atreve a amar.

3. Porque quiero elegir qué película ver y qué platillo comer sin tener que complacer a alguien más para ganarme su amor.

4. Porque prefiero ver un drama en Netflix que vivirlo todos los días.

5. Porque cuando escucho música no quiero sufrir al identificarme con la chica triste de la canción.

6. Porque me merezco a alguien que no dude sobre si quiere estar conmigo.

7. Porque estoy en un momento de mi vida en le que busco certezas, no ambigüedades.

8. Porque probablemente no siempre sé lo que quiero, pero se lo que no me hace ningún bien.

9. Porque no necesito sentirme comparada con otras personas de quienes sí le gustaría enamorarse.

10. Porque no me agrada mandar un mensaje lindo y tener como respuesta un “visto”.

11. Porque no quiero ver las fotos que sube a Instagram con una gran sonrisa y abrazado de otras chicas.

12. Porque aunque no me interese formalizar, quisiera saber que para él soy algo más que un juego.

13. Porque no estoy dispuesta a dar algo que él no.

14. Porque busco un adulto como pareja, no un adolescente que no sabe a dónde va.

15. Porque prefiero arreglarme para salir con mis amigos, en lugar de alistarme para una cita que probablemente me cancelarán.

16. Porque sé estar sola.

17. Porque nada puede forzarse, mucho menos el amor.

18. Porque si cedo parte de mi libertad, espero lo mismo del otro.

19. Porque prefiero una llamada de “¿cómo estás?” durante el día, que un “te amo” en estado de inconsciencia etílica.

20. Porque estoy cansada de un “por siempre” que resulta pasajero.

21. Porque prefiero pasar un domingo paseando en bici que un viernes de antro intentando conquistarlo.

22. Porque quiero saber que alguien estará del otro lado del teléfono cuando necesite hablar.

23. Porque me gustaría contarle a mis amigas lo bien que me siento con mi pareja.

24. Porque no me gusta que me cambien los planes de un momento a otro con excusas absurdas.

25. Porque aunque yo no sea cursi, me gustaría estar con alguien que me tome de la mano frente a quien sea.

26. Porque ya he pasado por muchas relaciones a medias.

27. Porque quiero verlo a los ojos y saber que existe una conexión que rebasa las palabras.

28. Porque cuando tenga sexo con él, espero disfrutar sin pensar que en algunas horas se acostará con otra persona.

29. Porque la ansiedad y la angustia que causa la inestabilidad emocional no es algo a lo que esté dispuesta.

30. Porque bastante me ha costado sentirme completa como para conformarme con un amor incompleto.

Las razones están, sólo falta que te decidas a tomar las riendas de tu vida para poder soltar lo que no es para ti. No es fácil, mucho menos cuando estás enamorada y él sólo tiene dudas como respuesta. Es complicado dejar ir cuando él argumenta que no quiere comprometerse y que a los dos les haría bien estar con otras personas. ¿Por qué crees que mereces eso?

Quizá pienses que exigir formalidad y entrega es arcaico e inusual, o que él se sentirá asustado y presionado, pero si es lo que tú buscas, debes ser clara en tus intenciones y necesidades. No aceptarías un empleo donde te paguen sólo medio sueldo mientras tu laboras la jornada completa, ¿verdad? Entonces ¿por qué sí aceptar sólo una porción de amor cuando tú estás dispuesta a entregarte por completo?

Lamentablemente, puede que no seas tú quien tome la última decisión. Él puede ya no querer estar contigo y comenzar a adoptar ciertas actitudes que te demuestran que se alejará de ti. O también, puede ser que conociste a la persona correcta en el momento equivocado. Sea como sea, estás a tiempo de tomar una sana decisión.