Niña de 4 años desaparece sin dejar rastro, 11 días después el perro hizo que lo siguieran hasta el bosque y esto fue lo que encontraron

Para un padre, no hay nada más desesperante que perder a sus hijos. Ellos no solo están preocupados por el bienestar de sus retoños, sino que se sienten culpables por haberlos perdido. Estos sentimientos no ayudan en nada, más bien, empeoran la situación.

Algo parecido fue lo que sintió la familia de Karina Chikitiva, de 4 años de edad. En Julio de 2014 la niña desapareció en un bosque de Siberia. Con ella había salido el perro de la familia, llamado Kyrachaan, quien era su fiel compañero.

Durante más de una semana, alrededor de 100 personas se embarcaron en una búsqueda implacable. Sin embargo, no tuvieron existo, pues no encontraron a la niña en el bosque. Pero cuando el perro llegó a casa solo, fue cuando todos perdieron la esperanza.

Pero antes de contarte el final de la historia, hablemos sobre ciertos detalles. El padre de la niña vivía en un poblado cercano al que la niña vivía. Por eso, cuando dijeron que Karina estaba desaparecida, lo primero que pensó su abuela era que se había ido con su padre. Pero al llamarlo, este le dijo que ella nunca había llegado a su casa.

Inician una gran búsqueda

En este momento, todos entraron en pánico y llamaron de inmediato a la policía. Al instante ya había alrededor de 100 personas buscando en turnos diferentes para tratar de encontrarla. Sin embargo, nadie podía dar con la niña. El tiempo pasaba, y las esperanzas se desvanecían, pues nadie creía que una niña sobreviviera tanto tiempo sola en el bosque habitado por lobos y osos.

Sin embargo, la familia todavía tenía esperanza, pues el perro de la familia estaba con la niña. Luego de 11 días, el perro de la familia llegó a la casa solo. En ese momento, la familia se quedó pasmada, pues lo interpretó como si la niña había muerto.

Sin embargo, el perro había llegado a casa con otras intenciones. De inmediato se dieron cuenta que Kyrachaan quería decirles algo, pues estaba muy inquieto. Entonces, el perro se devolvió y empezó a correr camino al bosque nuevamente. Uno de los familiares empezó a seguir al perro, pues quería saber hacia dónde lo llevaría.

Lo que ellos no se imaginaban, era la sorpresa que se llevarían al llegar al lugar a donde el perro los dirigía. El perro y el hombre debieron recorrer una distancia de 6 km desde la casa de la niña. Finalmente, después del largo trayecto, llegaron al lugar que el perro lo dirigía. Tras 11 días de haber estado perdida en el bosque, por fin habían encontrado a la niña.

Llaman a la niña “Mowgli”

Ella se había ocultado en un pasto de gran altura a 6 km de su casa. Como el perro había estado con ella todo el tiempo, pudo dirigir a alguien hasta ese lugar para que la rescatara. Karina estaba muy débil, pero no tenía daños mayores. Lo único que tenía era unas picaduras de insectos y algunos rasguños. Ella había sobrevivido gracias al cuidado que su perro le había dado.

Después de ser rescatada, los habitantes del pueblo comenzaron a llamarla “Mowgli”, igual que la protagonista de la película “El libro de la selva”. Al poco tiempo, su historia se hizo famosa en el país. Poco después, se levantó una estatua de la niña y el perro en el aeropuerto de Yakutsk. No hay duda de que esta historia conmueve a todos.