Oler los gases de tu pareja alarga la vida y evita enfermedades, la ciencia lo dice

Según estudios oler los gases de tu pareja alarga la vida y evita enfermedades. Te invitamos a informarte sobre este tema leyendo esta valiosa información hasta al final. Todas las personas en este mundo suelen aventar un pedo y de lo que no saben de que según la ciencia esto puede evitar muchas enfermedades en nuestra salud, en general.

Sin embargo aguantarnos un pedo, puedes terminar en un hospital. como sabemos cada persona suele tirar un pedo con un olor muy desagradable, y no es precisamente algo que te haga ver muy atractivo frente al sexo opuesto.

Al parecer, los gases que se expulsan desde el trasero pueden aumentar la longevidad:

Aunque de primeras parezca una broma de mal gusto, se trata de un serio hallazgo científico que encontró una gran correlación entre estar expuesto a estos gases y un significativo aumento en la expectativa de vida de las personas.

El descubrimiento ha sorprendido a la comunidad científica:

El aumento en la expectativa de vida es similar al que experimentan las personas que han cambiado sus hábitos de vida en aspectos como la dieta balanceada, la actividad física o abandonar vicios como el cigarrillo.

El responsable es el sulfuro de hidrógeno uno de los componentes de los gases intestinales. A.J Troiano, uno de los científicos, afirmó que no son los microbios los responsables del olor sino esta molécula.

Al parecer este químico tiene numerosos efectos benéficos sobre el organismo

Un estudio de la Universidad de Exeter encontró que ayudan a reducir el riesgo de cáncer, demencia, infartos, artritis y ataques al corazón

Los resultados parecen indicar que el sulfuro de hidrógeno ayuda a las células a luchar contra varias enfermedades

Aunque aclararon que en altas dosis puede ser peligroso, no hay peligro de morir por inhalar los gases de otra persona.

Cuando las células están “estresadas” por una enfermedad, utilizan enzimas para crear sulfuro de hidrógeno de manera natural. Gracias a ello, se conservan las mitocondrias, aumenta la producción de sangre y se regula la inflamación.

Esto podría explicar porqué las personas que viven en pareja tienden a vivir más tiempo que aquellos que viven solos. Ya que durante la noche (o incluso en el día, si se tienen mucha confianza) no pueden evitar aspirar los gases que expulsa su ser amado.

Así que ya lo sabes, si realmente amas a esa otra persona, relájate y deja salir lo que tengas dentro.