Cuando una mujer deja de amar a un hombre empieza a sentir estas 8 cosas. ¿te esta pasando a ti?

Se dice que nada es para siempre, muchas veces esto aplica también para el amor. La realidad es que muchas veces las personas en una relación dejan de trabajar en ella, se olvidan de que enamorar a su pareja es cosa de todos los días y no solo cuando se buscaba tenerla a su lado. No tienes porque sentirte mal si sientes todo esto.

El desamor y el dejar de amar es una realidad y ante los sentimientos que sientes no podrás hacer nada. El amor termina muchas veces parando el tren en alguna estación solitaria y allí muere. Es triste, sí, pero es así.

1. DEJA DE APARECER EN TUS SUEÑOS Y PLANES
De un momento a otro ese hombre ya no esta en tus planes, sientes que tus sueños serán mas felices sin el a tu lado.

2. CUANDO DESPIERTAS YA NO HAY ESA CHISPA
Pasas de despertar y mirarlo con amor, lo despiertas con un beso, una sonrisa y un buenos días a simplemente sentir fastidio por lo cotidiano esperando que ese día acabe pronto.

3. NO LO EXTRAÑAS Y TE SIENTES MEJOR SOLA
Llegas al punto en el que te sientes mas tranquila y completa cuando estas sin su presencia. Ya no lo extrañas ni piensas en el en su ausencia.

4. YA NO DISFRUTAS LAS COMIDAS CON EL
Lo que pasa durante la comida entre una pareja dice mucho. Ya pasaste de disfrutar la preparación hasta el comer con una buena platica y risas, ahora es aburrido y sin temas de conversación.

5. SIENTES QUE YA NO LO NECESITAS
Empiezas a hacer más cosas sin el y te das cuenta que las disfrutas igual o hasta más que cuando el esta contigo. Te has dado cuenta que eres más feliz sin su presencia.

6. YA NO TE PREOCUPAS POR EL
No es que seas egoísta o mala persona, simplemente e inconscientemente ya no piensas en el y por consiguiente ya no te preocupas por el.

7. NO SIENTES NADA AL DESPEDIRTE
Antes te dolía despedirte de el por unos días, ahora sientes indiferencia y no te afecta. Por momentos hasta sientes felicidad de que se vaya.

8. COMIENZAS A PENSAR EN UN NUEVO AMOR
Empiezas a pensar en sentir de nuevo lo que al principió sentías por tu pareja, sentir esas mariposas en el estomago. Vivir todo eso de nuevo, pero con otra persona.

Si te gustó este artículo recuerda compartirlo y también no olvides que puedes comentarlo.